Información
Usted está aquí:   Inicio  /  Historia  /  La búsqueda de las primeras playas

La búsqueda de las primeras playas

Galicia cuenta con unas condiciones extraordinarias para la práctica del surf, con playas orientadas a todas las condiciones de viento y olas, lo que la convierten en uno de los mejores destinos para la práctica del surf en Europa. Se han llegado a inventariar más de 100 playas frecuentadas por surfistas, muchas de las cuales aparecen en las principales guías internacionales. Pero en los setenta, la situación era bien distinta, y toda la costa gallega estaba aún por descubrir. Es hoy aún el día que la costa gallega, por su extensión, esconde olas nunca surfeadas o surfeadas por muy pocos.

En el verano de 1971, Bremón lleva un invierno haciendo surf, y decide aprovechar el puente del primero de mayo para hacer un surfari a Tapia. De camino a Asturias, pasa Valdoviño y de pronto, tras una curva ve una playa. Baja por una estrecha pista hasta llegar a una duna que domina el centro de la playa, en el lateral de un pequeño outeiro. Y allí, cerca de un acantilado, un lomo gris corre paralelo a la pared rocosa. Carlos tiene poca experiencia, pero intuye que aquella es una magnífica ola: Pantín.

Tras Pantín, vendría el descubrimiento de Nemiña, y en el verano de 1973, y tras muchos días sin olas, Doniños.

Descubriendo Doniños

Muchos de estos descubrimientos se daban a conocer en campeonatos que los distintos grupos iban organizando a lo largo de la costa gallega. En dichos campeonatos la competición estaba en un segundo plano, y lo que primaba era la oportunidad de conocer y estar en contacto con otra gente con la que se compartía la pasión por las olas.

A partir de aquella fecha los surfaris al Norte o al Sur pasaron a ser habituales los fines de semana. El surf se había consolidado en Galicia como deporte para siempre.

Portada y siguiente:
Carlos Bremón descubriendo Pantín

Carlos Bremón surfeando en Pantín en 1972

  1971  /  Historia  /  Última actualización: noviembre 5, 2017 por Administrador  / 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *