Información
Usted está aquí:   Inicio  /  Historia  /  Aquasurf, la primera tienda de surf

Aquasurf, la primera tienda de surf

La evolución del surf, y su difusión, ha estado ligada de un modo muy íntimo a los talleres y tiendas en que las que se fabricaban y vendían las tablas y demás accesorios necesarios para su práctica. Durante muchos años, talleres y “surfshops” fueron como una especie de “templos” a los que se acudía no sólo para admirar las tablas que allí estaban expuestas para su venta. Eran también el lugar que servía de nexo de unión entre el surf local y el surf que se desarrollaba en el resto del mundo. Las tiendas eran como una especie de foco receptor y emisor de noticias, y a donde se acudía no sólo a mirar, sino también a escuchar y aprender.

Sin embargo las tiendas de surf no llegaron a Galicia hasta finales de los años 80, concretamente hasta 1986, con la apertura en Ferrol de Aquasurf. Antes de la llegada de las primeras tiendas, el mercado del surf se reducía en Galicia a la compra/venta de material de segunda mano que tenía lugar en la misma playa, principalmente a gente de fuera que venía a surfear aquí. Pero también a través de viajes “comerciales” en los que se traían de “importación”, desde el País Vasco o Cantabria, tablas, camisetas, bañadores, … . Durante muchos años, la tienda más cercana fue “Tablas” en Gijón, a casi 4 horas en coche.

Con el objetivo de cubrir esta demanda, al menos en el sur de Galicia, en 1986 Kike Lago y Pedro Piníes abren el taller de tablas Frus. Estaba justo encima del Pico de Patos, y en aquellas fechas era uno de los pocos talleres que existían en España. Por el taller pasaron varios shapers brasileños, entre ellos Paolo Araujo. Frus estuvo funcionando unos 8 años. Vendieron tablas por toda España, y laminando para otras marcas más conocidas del mercado francés.

Pero de algún modo todo ésto comenzó a cambiar en 1986, cuando Carlos Bremón y Laly Ortega abren Aquasurf en Ferrol, la primera surfshop gallega. La tienda se abrió en la Calle María, en el barrio de la Magdalena, en un pequeño bajo.

A Aquasurf le seguirían otras tiendas, que poco a poco fueron abriendo en los principales núcleos de Galicia. En el 1988 Juan Chedas abría Yuyuba en Santiago. En 1989 Nano Couto Kowabunga en Ferrol. Ese mismo año se fundaba Tropic en Pontevedra y Novalbos en Vigo, la única de las primeras tiendas de surf gallegas que aún hoy permanece abierta. En 1991 se abría Okena en Coruña, unos pocos meses más tarde que Duke. A éstas le seguirían decenas de tiendas, prácticamente una en cada pueblo de la costa de Galicia.

Con el tiempo, y salvo en determinadas tiendas, se fue perdiendo ese enfoque social y divulgativo de las primeras surfshops, tomando cada vez más fuerza la visión puramente comercial, hasta el punto de que muchas de estas tiendas apenas se diferencian de las otras, salvo porque a parte de  ropa, también venden tablas de surf.

 

 

  1986  /  Historia  /  Última actualización: noviembre 5, 2017 por Administrador  / 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *